www.modapunta.com
Brigitte Bardot cumple 86 años: el declive de un icono
Ampliar

Brigitte Bardot cumple 86 años: el declive de un icono

lunes 28 de septiembre de 2020, 22:00h

Escucha la noticia

Icono de la República Francesa, defensora de los bebés-foca, actriz, mito erótico... Rendimos homenaje en su 86 cumpleaños a Brigitte Bardot

«BB» hoy, 28 de septiembre, cumple 86 años. Pese a llevar retirada unos 47 años sigue siendo recordada como un icono de estilo y belleza que ha marcado a varias generaciones. Poco se le ha resistido en su vida, convirtiéndose en leyenda del cine, de la moda o de la publicidad, también recordada como un sex-symbol de los años 50 y 60.

Y es que Brigitte Bardot ya fue venerada desde su primera juventud, recluida en su casa 'La Madrague', junto al Saint Tropez de la Costa Azul. Fue objeto de deseo para millones de hombres y mujeres, desde 1992 casada con su cuarto esposo, Bernard d'Ormale, y entregada a causas 'animales', Bardot se comunica con el mundo sobre todo para luchar contra el maltrato animal, las pieles, las corridas de toros, la experimentación animal, los circos, los zoológicos... o lo que es lo mismo: todo aquello que considera "escandaloso".

Muchos la recuerdan como protagonista de 'Y Dios creó a la mujer' (1956), donde bailaba sensualmente encima de una mesa. Fue el filme, precisamente, que la convirtió en mito erótico.

Sin embargo, reconoció ya en 1960 que su vida se había convertido en algo imposible por el asedio que le impuso la fama. Su ex marido y descubridor, Roger Vadim, conquistó a Brigitte y le propuso casarse a poco de conocerla en 1952, pero los padres de BB no estaban de acuerdo con tan precipitado enlace, pues apenas había cumplido dieciséis años.

A ninguno de los dos protagonistas de aquel amor loco les importó, pues continuaron su apasionada relación. Poco más tarde la pareja contraía matrimonio, que duró hasta 1957. Vadim se dio cuenta que su musa le ponía los cuernos con Trintignant con el que pasó dos años.

El nuevo amor que llegó hasta BB fue el galán francés Jacques Charrier, con el que se casó en 1959, pareja que duró tres años, tiempo durante el que tuvieron un hijo, el único de la explosiva estrella y al que apenas hizo caso. Lo bautizaron como Nicolás Jacques. Y es que era el padre quien se ocupaba del niño.

La tercera de sus bodas fue con un play-boy alemán llamado Günther Sachs, y se celebró en Las Vegas. Durante muchos meses aparecían de fiesta en fiesta, como si no les importara otra cosa en la vida. Sachs se quejaba de que fuera tratado en la prensa como un vividor, cuando los muchos millones que tenía eran fruto de sus negocios. Su aspecto era el de un hombre grande, rubio, con los cabellos algo alborotados y sí, ella se cansó de él.

Pasaron muchos varones por su vida. Warren Beatty, cantantes como Gilbet Bécaud, Sacha Distel (con el que convivió), Nino Ferrer, Serge Gáinsbourg, otro de sus amantes, le compuso una canción que pasaría a la historia erótica musical: "Je t´aime mas non plus", que finalmente sería un éxito pero en la voz de Jane Birkin, la nueva mujer del atrevido compositor.

Pero la fama tiene su lado oscuro, y un polémico intento de suicidio el 28 de septiembre de 1960 puso a todos en alerta. Agobiada, pasó su juventud huyendo de los fotógrafos y los periodistas, que fastidiaron esa etapa de su vida y fueron algo responsables, aseguraba Bardot. Sin embargo, son pocos los posados fotográficos de momentos íntimos que la estrella expuso públicamente.

Su cotización cinematográfica subió como la espuma y hasta el general De Gaulle vio que era una segura fuente de divisas. Venía a representar no sólo el éxito económico de sus películas, que se exhibían en medio mundo: también era un símbolo de la moderna juventud francesa, desinhibida, alegre, y voluptuosa. Conoció a Pablo Picasso en un reportaje que fue portada en París-Match. Su nombre alcanzó las publicaciones más importantes de los Estados Unidos donde rodó algunas películas, sin que ello aportara nada significante en su filmografía: doblaban su voz pues no tenía idea de inglés ni ganas de aprender ese idioma.

Brigitte Bardot dejó el cine en 1972 después de protagonizar medio centenar de filmes y grabar alrededor de cincuenta canciones. Hasta entonces todavía mantenía rasgos de su belleza algo salvaje y provocativa. En la Costa del Sol rodó una película, Los joyeros del claro de luna, en la que intervenía López Vázquez, quien en en sus memorias recordaba que nunca pudo entablar un mínimo diálogo con ella; ni él ni nadie.

La seguían siempre su doncella, su fotógrafo, y cualquier otro servidor. En los últimos años sobre todo se dedica a defender a toda clase de animales. Incluso tiene a su nombre una Fundación que vela por ellos.

Se casó por cuarta y última vez con el empresario Bernard D´Ormale, asesor de Jean-Marie Le Pen, con las mismas ideas xenófobas de éste, compartidas desde luego también por Brigitte.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios